Soplao 2010

Estamos en la salida y pese al madrugón, no conseguimos entrar ni entre los 500 primeros. Es este uno de los aspectos donde tienen que mejorar pues se les va de las manos. Otro es el de la alfombra de salida, que, efectivamente, no vale para nada pues el tiempo lo cuentan desde las 8:00h Ya puestos, el tercer punto de mejora es el control de paso. En 165 kms debería haber más de 1 control pues seguro que hay mil sitios por donde cortar pero en fin, me preocupa menos pues cada cual sabrá lo que hace

En cuanto a la carrera, mi estrategia era seguir a JL. Está clarísimo que tanto la distancia como el tipo de terreno le favorecen, sobre todo lo primero. A mi me sobraron al menos la tercera parte de los kms que hicimos pues, como decía el señor del bar de Revenga: "para qué hacemos tanto"

Inicialmente salimos con la intención de recuperar posiciones para evitar embotellamientos. Pero siempre con cabeza. Mi plan era no salir de la franja de 14X pulsaciones y la verdad es que lo iba consiguiendo. En la primera parte la temperatura era muy agradable y el terreno tampoco era especialmente complicado así que las sensaciones eran buenas. Además, el hecho de ir pasando gente, metiendo la rueda y tal supone siempre una inyección extra de ánimo, sobre todo cuando la gente se mosquea sin razón. Como anécdota contaré el caso de una chica a la que antes de adelantar le aviso que le voy a pasar por la derecha. Mi intención es pasar tranquilamente y, sobre todo, que no se asuste y se líe una. Pero va y me contesta "pues muy mal porque no cabes" a la par que hace ademán de echarse a la derecha. En ese mismo instante y de forma totalmente inconsciente todo el peso de la pierna correspondiente, no recuerdo cual de las dos, se descarga sobre el pedal y le meto la rueda, el manillar y medio cuadro a la vez que le digo "si que quepo"

Con estas monerías pierdo a JL. En algún momento le veo pero acabo olvidándome de él e incluso alegrándome pues pienso que mejor será llevar mi propio ritmo. Así llego al primer avituallamiento donde ni se me ocurre parar. Además, era lo que habíamos hablado...

En la subida al Soplao desmonto cuando no llevo ni 50 metros. Es imposible aún yendo sólo para cuanto más con 25 tíos zumbando alrededor. Pateo otros 50 y el resto ya los hago montado aprovechando que había menos atasco. En el avituallamiento del Soplao paro a beber agua pues esa era otra de las consignas. Como sólo llevo un bidón con sales pienso parar a beber en cada oportunidad que se presente. Total, que han pasado varios minutos, no creo que llegaran a 5, y de JL ni rastro. Ya me extraña y pienso que a lo mejor no ha parado así que arranco. La bajada me pareció delicada tirando a peligrosa, así que me la tomé con calma. Luego en casa lo miro con detalle pero yo creo que serían las 11 cuando salí del Soplao

Despues de la bajada hay un tramo de carretera donde me junto con un grupo de unos 10 ciclistas. Para que no se diga, tras un rato a la cola me pongo delante a ver si se animan a dar relevos. La sorpresa es que no solo no pasan sino que se quedan. Se ve que conocían mejor que yo lo que quedaba

Al inicio de la subida siguiente, Monte Aa, me junto con gente de la zona. Me pintan la subida negra del todo, vamos, como un día sin sol. También me dicen que pasado el puerto el resto es mucho más llevadero. Mas tarde me acordaría de este comentario cuatro y cinco veces. Total, que la subida me resulta relativamente fácil y afronto la ascensión al Moral con buenas sensaciones

Sin embargo, aquí hubo un punto de inflexión. Cuando llego al Moral en el km 78, o sea, ni la mitad, veo que empiezan a flaquear las fuerzas. Sobre todo en el tramo final, el que sigue al descanso, que se me hace interminable. En el puerto paro a beber y descansar a ver si recupero. Estando en ello llega Merchán, uno del grupo de la flaca. Tras un breve parlamento dice que se va y le digo que tire pues prefiero recuperar tranquilamente. Estaría parado en total unos 10 minutos tras los cuales me dejo caer. Según voy bajando voy pensando que por ahí vamos a tener que subir a la vuelta y ya no me cuadran las cuentas. En la bajada alcanzo a Merchán y vamos de cháchara hasta que, ya en la carretera, él se para pues está la novia esperándole. Yo sigo hasta el avitualamiento de Bárcena donde decido parar lo que sea necesario con el fin de evitar el más que posible apajaramiento. Además, me ponen una hamaca y me sirven la comida como si fuera un restaurante de 5 tenedores así que, como me iba a ir? A los 5 minutos como mucho llega JL de modo que me quedo también el tiempo que él para a avituallar e iniciamos juntos la subida a Cruz de Fuentes. Empiezo bien, sin forzar, parece que me he recuperado algo. Pero la subida de nuevo pasa factura y además el estómago se empieza a revolver. Yo creo que la transición fue demasiado brusca y quizás debiera haber dejado algo más de margen para asimilar lo ingerido. Además JL se pone por momentos delante y da unos tirones que me acaban de matar. Total, que así no puedo seguir y decido subir piñones y dosificar para poder completar la subida. Estuve muy justito y, de hecho, al coronar me sentía medio mareado. Un crío me dió un Aquarius pero ni me entraba. Comida no había, creo, pero tampoco podía pensar en comer así que tras unos minutos para recuperar la respiración inicio el descenso hasta Palombera. De nuevo parece que voy mejor y pruebo a comer media barrita aprovechando el tramo de carretera. En el avituallamiento previo a Venta Vieja me tomo un gel que parece asimilo pues subo Venta Vieja razonablemente bien

En la bajada de Venta Vieja la inflexión se convirtió en depresión. Bajaba rápido y llevaba gente delante que levantaba bastante polvareda. Unido a que las gafas estaban hechas un asco, la visibilidad era bastante deficiente así que en vez de parar y limpiar las gafas decido darles caza y adelantarles. Cuando estoy prácticamente encima nos topamos con un socavón enorme. Para colmo, el que llevo justo delante se me echa encima tratando de salvar el bache de modo que no consigo aguantar el manillar y me voy al suelo pegándome un galletazo considerable. Medio aturdido y muy dolorido hago una rápida comprobación de daños y parece que no tengo nada roto pero la cadera izquierda me duele un montón y también la cabeza. Los dos ciclistas pararon y se interesaron por mi pero les dije que siguieran y seguro que no fui muy amable que digamos porque la verdad es que estaba bastante cabreado. En frío la verdad es que no es justo echarles nada en cara pues si acaso el error fue mío pero en fin...

Reinicio la marcha. La bajada es muy larga y me duelen un montón las manos y los brazos. Más mal que bien llego al avituallamiento previo a la segunda ascensión al Moral donde de nuevo paro a beber, orinar e intentar reponerme un poco. Inicio la subida buscando el ritmo bueno pero se me hace interminable. Calculo que tarde unos 65' en hacer unos 10 kms sino más pero bueno, tras 140 kms qué son otros 25? Así que caña al mono y para abajo sin más miramientos. Creo recordar que esos 25 kms los hice en unos 45', esta noche lo miro en casa

Los últimos 10 los hice en buena armonía con otros dos ciclistas, con buenos relevos y buen rollete, satisfechos por el objetivo cumplido. Todo lo que fuese bajar de 10 horas me parecía un buen resultado y más aún dado el calor y el desconocimiento de la carrera. En cualquier caso, considero que el primer tercio lo hice demasiado fuerte y luego me pasó factura

Por lo demás un fin de semana fantástico: la compañía, la gente de la zona, el paisaje, etc. todo de 10